[Video] Familia de Yini Sandoval, asesinada junto a sus tres hijos, acusa negligencias, discriminación y exige justicia.

 

La madrugada del 29 de diciembre del 2016 es asesinada Yini Sandoval en su hogar en el sector San Antonio de la ciudad de Temuco, luego incendiada su casa junto a sus tres hijos, falleciendo los menores Daniel de 3 y Valentin de 4 en el lugar y horas más tarde en el hospital Ignacio el mayor de 10 años.

¡Nadie sabe nada, nadie ha visto ni dice nada!  Es la principal expresión con la que hoy, a casi un año cinco meses  familia de Yini y los pequeños describen la situación de incertidumbre e injusticia frente al brutal suceso que  termino con la vida de sus seres queridos.

“La gente tiene miedo de hablar”, es otra de las cuestiones que explican, sin embargo los principales dardos apuntan al ministerio público en la persona de Jorge Mandiola fiscal adjunto, a quién acusan de proceder negligente y clasismo al no preocuparse como debiera en un caso con las características de éste, donde murieron 4 personas una mujer y tres niños. “El fiscal dio la orden de lavantar los cuerpos vía llamada telefónica” denuncia Alda Reyes, madre de Yini, quién además recalca que ha recurrido a diferentes instancias sin ser escuchada.

Otro de los responsables a juicio de la familia es la policía de investigaciones, quienes no acordonaron el sitio del suceso, no levantaron pruebas periciales y destruyeron pruebas determinantes como prendas, cabello y sangre, cuestiones encontradas por Verónica Escobar, prima de Yini Sandoval, luego que de manera muy precipitada, despreocupada y desprolija, se levantara todo y se retirasen las policías y bomberos. “Nosotras entramos, inmediatamente encontramos ropa y una pretina del pantalón de mi prima, una tira de sostén, cabello, sangre y fecas; guardé las prendas para pasárselas a la PDI, un detective, Contreras parece, me dice que después las retiran y no se aparecieron hasta cuatro días después indicando que ya no servían porque las guarde en bolsa plástica ¿Cómo iba yo a saber eso?”, declara Verónica prima de Yini.

Emilio Díaz, amigo y vecino,  declara que quizás alguien se obsesionó con ella porque era una mujer hermosa y muy sociable. Se suma a la petición de justicia y que quien haya sido se haga responsable.

Este 29 de mayo se cumplirá un año cinco meses de lo ocurrido en este horrendo caso que aún no tienen ningún avance. Existen declaraciones de bomberos, carabineros y testigos respecto de los hechos, sin embargo la familia acusa que tales aristas no se han tomado en cuenta. Han solicitado la renuncia y han interpelado al persecutor Jorge Mandiola sin tampoco obtener respuestas. 

Desde la familia y amigos acusan negligencias en el actuar de las policías y el fiscal durante el día de los hechos, no preocupándose de acordonar el perímetro, destruyendo e ignorando pruebas y no realizando peritajes exhaustivos. Sumado a la clara sensación de discriminación frente a otros casos de incendio en la región y asesinatos donde se colocan todos los recursos a disposición cuando se trata de personas o familias con poder y status social.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *