Crematística, migración y desempleo

22 / Oct / 2021Artículos / Reportajes / Entrevistas

Venezuela tiene una población de unos 29 millones, de los cuales han migrado 5, lo que representa un 17 por ciento; Chile tiene una población de 19 millones, y va migrado 1 millón lo que representa un 5.3 por ciento.  EEUU tiene migrado 3 millones de sus ciudadanos, lo que supone un 0,96%, donde más emigran los norteamericanos es a Méjico…La migración es uno de los fenómenos más normales en la historia humana, si bien el porcentaje respecto a su población resulta notable en el caso de Venezuela, no resulta así en número; si nos fijamos, hay a lo menos 3 millones de estadounidenses fuera de su país… ¿Por qué se habla de crisis migratoria tachando de Venezuela como culpable?. La crisis tiene naturaleza política.
La crisis política con la emigración venezolana específicamente tiene un hito que es el concierto en Cúcuta -Colombia-; presidentes, narcos y cantantes del más variopinto, entre ellos Sebastián Piñera, participaron de una performance a esta hora ridícula, para estimular la migración venezolana, no hubo pudor.
La migración con excepción de la guerra, fundamentalmente se debe a la falta de empleo. El empleo, crucial, debe ser asumido en su multilateralidad. El empleo supone actividad, el trabajo en términos históricos se puede abordar como la realización del ser humano incluso. Algo muy interesante es que ciertos empleos pueden generar más empleos; trabajo estratégicamente creado, es en sí una actividad que es originada por un empleo y provoca un encadenamiento general… Migrar es un derecho humano y el Derecho al trabajo también los es. ¿Por qué es difícil conciliarlos?
En el siglo XX hay diversos intentos de desempleo-cero; en la Guerra Fría no solo los países socialistas lo intentaron, incluso Estados Unidos con el New Deal. ¿Por qué no conseguimos proponérnoslo en el Wallmapu? No debería ser utopía un programa de desempleo-cero, tipo “Wallmapu Trabaja”, más en una cruel coyuntura de cesantía como vive en la región -sobre el 10 por ciento y más aguda cuando se va más allá del Gran Temuco-.
La crematística es definida por Tales de Mileto como el arte de hacer dinero por dinero, Aristóteles lo definía como antinatura… Hoy podemos observar como el cuarto retiro lo atacan omitiendo su naturaleza: ¡es nuestro propio dinero!. Las AFP de José Piñera y tan defendidas por su hermano Sebastián, les permite jugar al casino cual winner y player con fondos de nuestro trabajo … El rentismo del commodity -exportaciones de “materias primas” sin elaboración, genera la crematística de nuestro gobernantes -vid Pandora Papers-, y la crematística del gobernante solidifica el commodity.
El Banco Central ha activado la lucha de clases al subir una vez más la tasa de interés de los créditos; al ser regresivo el sistema tributario chileno, proporcionalmente pagan más impuestos los pobres que los ricos; la única manera que los trabajadores tienen de resguardar el valor de su dinero es en patrimonio inmobiliario, empero al subir los créditos hipotecarios, ya no se podrá tener “casa propia”. El Banco Central podría haber diferenciado los créditos de consumo de los hipotecarios subiéndole interés solo a los primeros, pero no, prefirió ser funcional a los que ganan en dólares, el sector commodity. Por cierto, como elemento categórico: se requiere un Banco Central independiente del Commodity.                                                                                                        
…Empero las fuerzas creadoras de los pueblos pueden hacer el gran salto adelante. Acceder a la cuarta revolución industrial -tecnologías basadas en la Inteligencia Artificial IA-, mediante la innovación, la pertinencia cultural y el desarrollo endógeno. Crear valor implica distinguir del precio, ser libre productores nos brinda valor.
Quizás el resultado más próximo del llamado estallido social, sea que la sociedad migre de Santiago, buscando una vida sustentable y sostenible en las costas, en el sur, en los valles del norte; en la cordillera. Se busquen alimentos orgánicos, se tribute a una revolución cultural; en la libertad de circulación se inscribe el renacimiento mapuche e indígena…En fin, hay que derrotar la crematística de nuestros malos gobernantes, pero para eso debemos mancomunarnos económicamente. Sin ejercicio de derechos económicos, no hay posibilidad de democracia social y política. La creación de un poder popular económico marcará el derrotero de la contemporaneidad nuestra.

Por Vicente Painel Seguel.

Imagen de portada desde https://twitter.com/FondoSemillas

0 comentarios