Cinthya, pobladora de Tomé, arriesga 20 años de cárcel por defenderse legítimamente de su agresor

[Audio] Campaña de apoyo: “Libertad para Cinthya, Yo también me defendería”

En la tarde del domingo 1° de septiembre del 2019, en la comuna de Tomé, Concepción, Cinthya se defiende del que sería el último ataque, de una seguidilla de violencias por parte de su agresor, quien resulta muerto aquel día.

Este desenlace es consecuencia de 16 años de agresiones de todo tipo, durante los cuales ella buscó ayuda en diversas instituciones del estado, las cuales, como es común, no brindaron ningún apoyo certero, quedando atrapada en un círculo de violencia que ponía su vida y la de sus dos hijas en constante riesgo de muerte.

Cinthya se encuentra con arresto domiciliario, luego de vivir la prisión preventiva durante un año, en espera del juicio que se realizará este 15 de octubre del 2021 a las 8:30 am, en el Tribunal penal de Concepción. La parte querellante pide 20 años de cárcel efectiva por parricidio y una indemnización millonaria a la familia del agresor.

La Red de Apoyo Libertad para Cinthya es una iniciativa que comenzó al conocerse su caso y hoy, debido a la cercanía del juicio en su contra, levantaron un llamado de agitación territorial. Distintas agrupaciones y personas se han unido con acciones callejeras, rayados, fotografías y difusión en redes sociales:

Libertad para Cinthya!

#yotambienmedefenderia
#sedefendioparanomorir

La autodefensa no es delito!

La criminalización de la autodefensa de la mujer es un comportamiento propio de la justicia patriarcal, negando a las mujeres la exención o reducción de la sanción por legítima defensa.

Esto lo demuestran diversos casos, como el de Sara en Aysén o Higui en Argentina.

Sara, el año 2020 se defendió de su ex-pareja, mientras éste amenazaba asesinarla con un hacha. La Red Feminista de la Región de Aysén impulsó la Campaña “Absolución para Sara #YoTambienMeDefenderia”

Higui, el año 2016 se defendió de sus agresores, resultando con la muerte de uno de ellos. Pasó casi 8 meses en prisión, pero la organización colectiva y la “Campaña por la Absolución de Higui: la sacamos entre todas” lograron que pudiera esperar el juicio en libertad, el cual ha sido pospuesto en varias ocasiones.

Estos casos documentan, por un lado, la ineficacia de las instituciones de protección, policiales y judiciales, que no se hacen cargo de las denuncias por violencia, menos si las víctimas optan por la legítima defensa. Así también, demuestran la importancia de la autodefensa como herramienta política de resistencia y con ella las articulaciones, redes de apoyo para visibilizar los casos, presionar a las instituciones y apoyar a las familias.

Más información:

#Libertadparacinthya

https://lazarzamoracolectivalesbofem.wordpress.com/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *