Biobío: Red de Infancia Popular convoca a movilización contra las vulneraciones a la infancia

En el año 2020 la Defensoría de la Niñez se querelló contra la directora de la residencia Nido de Hualpén, Evelyn Oñate. Esta residencia era, en ese entonces, un organismo colaborador del Servicio Nacional de Menores (SENAME). La querella fue interpuesta por una serie de delitos de connotación sexual contra menores.

El caso del hogar Nido involucra desde demandas por adopciones irregulares, realizadas en complicidad con los y las trabajadoras sociales, casos de explotación sexual con consentimiento y participación de la encargada de la institución. Si bien este caso es uno de los conocidos, la realidad no es muy distinta en otros centros de menores.

El primer antecedente del caso hogar Nido fue la denuncia en fiscalía que representantes de Refugio Esperanza de Curanilahue realizaron producto del descubrimiento de abusos sexuales sufridos por dos niños de 6 y 8 años de edad, durante su paso por el hogar Nido de Hualpén desde 2014 hasta mayo de 2019.

Posterior a la denuncia de Refugio Esperanza la Defensoría de la Niñez interpondría una querella en la cual se detalla como Evelyn Oñate era quien llevaba a los dos niños a piezas apartadas para ser abusados sexualmente por otros sujetos.

En el mes de mayo de 2020 la defensoría presentó una serie de nuevas denuncias en fiscalía regional del Biobío, con el objetivo que se investiguen posibles adopciones irregulares producto de que madres y padres denunciaron desconocer el paradero de sus hijos y/o hijas.

Para mayo de 2020 se constató la desaparición de al menos diez niños, en el proceso de dar con el paradero de los menores se descubrió que los datos de identificación personal de todos los niños habían sido eliminados de las bases de datos del registro civil.

Para más información respecto a las historias particulares de los menores desaparecidos puedes dirigirte a este sitio web y leer testimonios de padres y madres.

Los aberrantes hechos ocurridos en el hogar Nido no son aislados, diversos informes han revelado los altísimos porcentajes de violencia psicológica, sexual y física hacia menores que se encuentran supuestamente bajo la tutela y cuidado del Estado, Sename y organismos colaboradores.

Producto del descubrimiento de nuevos casos de adopciones irregulares o abiertamente secuestro y tráfico de menores nació la agrupación Madres Desesperadas, la cual agrupa a mujeres de distintos territorios que buscan el paradero de sus hijos e hijas producto del desaparecimiento de hogares como Nido, Tupahue y otros a nivel nacional,

Sin embargo no sólo la infancia popular es vulnerada, bien sabemos del terrorismo ejercido por el Estado a través de policías militarizadas en Wallmapu y de la violencia que vive la niñez mapuche al presenciar allanamientos, recibir perdigones o inhalar gases cuando se produce la violenta entrada de fuerzas especiales a sus comunidades, viviendas o escuelas.

La Red de Infancia Popular nace ante la necesidad de accionar y acompañar la lucha de las familias para dar con el paradero de sus hijos e hijas así como para exigir el fin de las vulneraciones a la infancia popular encarcelada.

Comunicado Red de Infancia Popular:

«Hacemos un llamado a las organizaciones y los territorios para este 20 de agosto manifestarnos por todas las infancias y adolescencias que viven el encarcelamiento y la violencia en manos del Estado, Sename y centros colaboradores.
Las infancias populares y mapuche están siendo violentadas sistemáticamente por el Estado. En cuanto a los hogares los informes demuestran que en casi el 100% de ellos se ha abusado de diversas formas de menores de edad, hablamos de abusos sexuales, explotación sexual y trafico o adopciones ilegales de niños y niñas.

Los menores ingresados por supuesto abandono y vulneración son el blanco de comercio y trafico sexual, si bien muchos menores sufren violencia en sus hogares, no es así en todo los casos y para quienes si sufren el abandono familiar les toca también experimentar el abandono del Estado y la vulneración a su integridad física y emocional.
Por otra parte lxs niñxs que ingresan por condiciones de pobreza en el hogar de origen son separados de sus familias en un abrir y cerrar de ojos cuando son declarados arbitrariamente susceptibles de adopción y son literalmente vendidos al extranjero en donde sus familias nunca sabrán el paradero de los menores. Esta es una realidad que afecta principalmente a mujeres de poblaciones marginadas, encarceladas y adolescentes institucionalizadas en Sename.

Los centros de Sename y organizamos colaboradores son la primera institución carcelaria, los menores ingresados por delitos no tienen ninguna oportunidad de superación real y son abusados o maltratados llevándoles esto a entrar en el ciclo carcelario y una vida de delincuencia como medio de subsistencia, muchos adolescentes se suicidan o terminan en las drogas, la desigualdad y marginación es constante y es necesario el cuestionamiento de lo que es vivir tras los muros donde los ricos nunca entran y los pobres nunca salen.

En los últimos 10 años han muerto alrededor de 2000 menores, algo así como 200 niños/as anualmente y otros cientos son desaparecidos o dados en adopciones irregulares donde nunca, ni la familia, ni la sociedad sabrá si efectivamente llegaron a formar parte de otra familia o de una red de explotación sexual infantil.

Ante esto es urgente y necesario que levantemos una protesta para este infeliz mes del niño, para ello les invitamos a una primera reunión que se realizará este viernes 06 de agosto en Chiguayante a las 17 hrs., para informarte del lugar puedes escribirnos a reddeinfanciapopular@gmail.com»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *