Comunidades en resistencia realizaron Wetripantu a las afueras de la cárcel de Temuco

Pese al constante asedio estatal hacia las comunidades mapuche en procesos de recuperación territorial en lo que hoy es La Araucanía, la histórica persecución política que ha acompañado dicho camino y el adverso contexto sanitario, el pasado miércoles los presos políticos mapuche de la cárcel de Temuco celebraron nuevamente el Wetripantu.

Desde las 08:00 de la mañana se congregaron decenas de comuneros y comuneras mapuche, provenientes de distintas comunidades en resistencia, quienes acompañaron el Wetripantu que celebraban los presos al interior del penal temuquense desde afuera por protocolo Covid.

Los presos políticos mapuche recluidos en la cárcel de Temuco son José Caceres, Daniel Canio, Facundo Jones Huala, Luis Tranamil y David Torres. Los primeros tres comuneros están actualmente condenados a 24, 15 y 9 años de prisión respectivamente. Torres permanece en prisión preventiva desde agosto de 2020 y Tranamil desde marzo del presente año.

En conversación con Hue Nehuen, el lonco Juan Pichun, expresó que anhelan la libertad de sus presos políticos y que “nos convocamos acá porque tenemos a nuestros peñis presos por llevar un proceso de reivindicación territorial, por hacerle frente a las forestales y al latifundio”.

Pichun valoró la presencia de las personas que llegaron a apoyar el Wetripantu desde afuera de la cárcel de Temuco, acotando que “nos desmarcamos de todo el engaño que quiere imponer el Estado y este gobierno a nuestro pueblo nación mapuche. Nos quieren engañar con una participación falsa y lo único que buscan son los intereses propios del Estado”.

En este sentido cabe destacar que el sábado pasado, viajó a la Araucanía Sebastián Piñera, con la finalidad de anunciar nuevas medidas para el Plan Impulso Araucanía. Entre las iniciativas contenidas en el paquete presidencial, están por ejemplo; aumentar el presupuesto en ayuda a las “víctimas de violencia rural”, reforzar a la Fiscalía, el equipamiento y las tecnologías de las policías, entre otras.

A esto hay que sumarle las reuniones que pretenden mantener desde el gobierno con comunidades mapuche en la Araucanía. Muestra de esto fue la postura de la ministra de Desarrollo Social Karla Rubilar en Lautaro, quien accedió reunirse únicamente con 6 comunidades que tendrían la aplicabilidad para compra de tierras ante la Conadi, ignorando a las más de 40 en proceso de recuperación y control territorial. Lo anterior retrata una obvia diferencia en cuanto a los niveles desiguales de diálogo que mantiene el gobierno de Piñera con el mundo mapuche.

En esta línea, Héctor Llaitul, werken de la CAM, fustigó que, “la reconstrucción de nuestro pueblo no pasa por el andamiaje de poder o la participación que nos quiera dar el Estado con situaciones engañosas, considerando la represión y el tratamiento que nos dan los medios de comunicación (masivos ), que continúan con su estigmatización y apego al poder. Aquí hay un movimiento fortalecido y llamamos a no abandonar las legítimas reivindicaciones de nuestras comunidades”.

El llamado de las comunidades durante el Wetripantu en la cárcel de Temuco

El mensaje de resistencia que dejaron tanto los presos políticos mapuche recluidos en el penal temuquense como sus comunidades, tuvo que ver con la prisión política y como acompañarla desde las los territorios movilizados.
Durante la ceremonia a las afueras de la cárcel, Héctor Llaitul, werken de la CAM, enfatizó en que los presos políticos mapuche “han sido participes de los procesos de lucha por la recuperación de nuestro territorio y la autonomía de nuestro pueblo”.

Llaitul hizo un llamado a las “nuevas generaciones, ha no confundirse respecto de lo que ha sido el tratamiento que le ha dado el Estado chileno a la posibilidad de una salida a este conflicto histórico. El proceso que hemos llevado delante de lucha política es la que ha rendido los frutos en materia territorial y de derechos, por lo mismo hoy hay una gran convocatoria.

En la mima línea el lonco Juan Pichun acotó que “hacemos un llamado a la gente nueva en estos procesos a conocer que significa este proceso de autonomía y de liberar a nuestro pueblo de todo lo que tiene que ver con pinos y eucaliptus en los territorios. De los latifundistas que se apoderan de las tierras de nuestros peñis y lamngen y que políticamente son los que siempre han solicitado más militares en el Wallmapu y apelado a que nuestra gente sea más violentada”.

También realizaron el Wetripantu los presos políticos mapuche recluídos en los penales de Angol y Lebu. Al igual que en Temuco, las comunidades en resistencia acompañaron desde las afueras de las cárceles a los presos políticos.

Audios gentileza de Hue Nehuen

Por Juan Carlos Contreras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *