Concepción: Leonardo Quilodrán, preso político de la revuelta enfrentará un juicio de tres días en Tribunales de Concepción

Leonardo Quilodrán fue detenido el 24 de Octubre del año 2019 acusado de robo de armamento de guerra luego de que expusiera en sus redes sociales un cargador con proyectil de balas que él mismo recogió tras una golpiza de parte de militares a algunos manifestantes.

El caso de Leonardo Quilodrán está próximo de llegar a una resolución por parte del poder judicial este lunes 7 de junio comenzando el juicio, el cual tendrá una duración de tres días, más allá de los aspectos legales de este caso hay algunas cosas importantes a relevar y que nos puede ayudar a recordar el nivel de represión que se vivió durante el estallido social.

Leonardo es un joven pescador artesanal y al momento de su detención tenía sólo veinticinco años, la causa de ésta fue denunciar públicamente la represión militar que se vivió en Coronel el 20 de octubre del 2019, a dos días de iniciada la gran rebelión de octubre y cuando se había impuesto en todo el territorio un toque de queda, que fue recibido en muchas ciudades con barricadas, cacerolazos y marchas. Coronel no estuvo exento de represión y la respuesta fue abrir fuego en contra de las personas.

Leonardo no fue el único detenido a causa de los acontecimientos de Coronel, mientras él arrancaba de las balas, una de ellas alcanzó en el brazo a Sandro Jerez, resultando herido y con un proyectil alojado en su espalda. Sandro también sería detenido días más tarde.

En ese entonces Resumen compartió un video en el cual se ve a Sandro herido, puedes verlo acá.

Mientras Sandro era baleado y Leonardo arrancaba junto a otros y otras manifestantes ocurrió el hecho que le costaría casi once meses de prisión preventiva, Leonardo recogió desde el suelo un cargador de municiones que un infante de marina había extraviado, el cargador contaba con treinta balas calibre 7.62 para un fusil de asalto.

Captura de Pantalla del Facebook de Leonardo

En ese entonces la pareja de Leonardo, María José Rebolledo relató a Resumen: «Fue ahí cuando llegaron civiles disparando, los militares se juntaron con ellos [militares] y siguieron pegándole a la gente, a los que podían agarrar. Nosotros salimos corriendo, allí es donde agarran a Leonardo, le pegan y ahí él se suelta, yo agarré a mis hermanos porque también se habían asustado, si estaban disparando, los hice correr y esperé a Leonardo que llegara y ahí venía con el cargador en la mano y venía cojeando adonde le habían pegado, yo le dije corramos y corrimos y con la cabeza agachada, seguían disparando y nos metimos por unos callejones porque teníamos miedo«

Cualquier persona que se ve envuelta en una situación de represión como Sandro y Leonardo, sabe que no es correcto que infantería de marina abra fuego en contra de personas desarmadas que se reúnen para protestar, es por ello probablemente que Leonardo decidió fotografiar la munición y denunciar a través de su Facebook el accionar del personal de marina.

Días después de la denuncia fue detenido mientras hacía una fila en el supermercado, fue apartado por militares y entregado a carabineros pasando al día siguiente a control de detención y con medidas cautelares de prisión preventiva, pese a no contar con antecedentes previos, como es el caso de muchos de los prisioneros y prisioneras de la revuelta, los cargos que se le imputaron a Leonardo fueron de porte y robo de munición de guerra por lo cual arriesga quince años de prisión.

El testimonio de la madre de Leonardo ante la Comisión de DDHH.

Elizabeth, Madre de Leonardo, presentó su testimonio ante la Comisión de Derechos Humanos del senado el 25 de enero del 2021, cuando el proyecto de Ley de Indulto se encontraba siendo discutido en aquella comisión.

En este testimonio la madre de Leonardo señala que «Leonardo al igual que muchos otros jóvenes salió a manifestarse por un país más digno» y que «Antes del 18 de octubre también se manifestó en muchas ocasiones junto a sus compañeros pescadores, en contra de la ley de pesca de arrastre, más conocida también como “ley Longueira”.

La madre relata los hechos ocurridos el 20 de octubre, y añade «Mi hijo, así como Sandro, y muchos que estaban en aquella manifestación, podrían haber sido asesinados, al igual que muchas otras personas, como Romario Veloz o como Manuel Rebolledo Navarrete, atropellado por infantes de marina el 21 de octubre del 2019 en Talcahuano.»

Sin embargo una de las partes fundamentales del testimonio de la madre de Leonardo es cuando deja entrever la ilegalidad del procedimiento de detención y allanamiento por el que pasaron Leonardo y su polola, en esta parte del testimonio queda claro que a Leonardo le obligaron a firmar una declaración bajo amenazas y que carabineros nunca tuvo un permiso para entrar a la casa de la pareja de Leonardo.

Declaraciones bajo amenazas y/o torturas son uno de los factores que las organizaciones por la libertad de los presos y presas identifican como un elemento central para hablar de prisión política.

En la comisaría, bajo amenazas, obligaron a Leonardo y a su pareja a firmar por el allanamiento ilegal que hicieron a la casa de su abuela, y a él lo obligaron a firmar la declaración que ellos escribieron a su conveniencia. El allanamiento fue solamente por el cargador, el cual fue encontrado. El cargador estaba ahí, estaba guardado. Porque ¿qué iban hacer ellos con un cargador? Nada. A la pareja de Leonardo le dijeron que si no iba por las buenas iba por las malas, si no iban a ir con un camión, le iban a destruir la casa, le iban a romper la casa. Entonces, una chiquilla de 20 años, obvio que altiro iba a firmar. Con miedo, con amenazas, quién no firma?

Elizabeth madre de Leonardo.

Una vez estando en prisión preventiva Leonardo sufrió vulneraciones a su integridad física por parte de gendarmería, al igual que muchos de los prisioneros/as políticos/as y al igual que Sandro Jerez con quien compartió en prisión.

Cuando gendarmería lo torturó, yo hablé con el abogado y le pedí inmediatamente el traslado a Lebu. El 24 de marzo fue víctima de las torturas y el traslado se hizo el 13 de abril. Si lo hubiera dejado ahí me lo habrían matado. Ya que si me lo tienen injustamente detenido, no quería que me lo entregaran en un cajón, porque el nivel de violencia que hay en las cárceles de este país es espantoso.

Elizabeth madre de Leonardo

El tramo final del caso de Leonardo

El 12 de septiembre del 2020 la Corte de Apelaciones de Concepción revocó la cautelar de Leonardo de prisión preventiva por arresto domiciliario nocturno, en el testimonio de enero 2021 Elizabeth relató que «desde ese entonces Leonardo volvió a trabajar y a defender el mar, porque en palabras de ella: De esto él vive. Esto, esta es su vida, esta es su pasión, esto es su amor, el mar. Él es libre en el mar.» Sin embargo, conversando con Elizabeth, ella nos comentó que producto del arresto domiciliario, desde hace unos meses Leonardo no ha podido seguir trabajando.

Recordar que el arresto domiciliario nocturno o el arresto domiciliario total significan libertad, para las familias que han vivido el arresto domiciliario nocturno en contexto de prisión política no les parece una exageración catalogar esto como un infierno. Carabineros prácticamente va a cualquier hora a los hogares a cerciorarse de que los «peligrosos delincuentes» estén allí, muchas veces no van e inventan que no estaban, lo mismo si van y nadie abre porque van a las cuatro de la madrugada, por esto último las familias se deben turnar para dormir, realidad que se repite en muchos casos.

Este lunes siete de junio inicia el juicio de Leonardo Quilodrán, éste durará tres días, y en conversaciones con la madre de Leonardo nos señaló que «intentará viajar desde Quintero, siempre y cuando obtenga permiso en su trabajo». El juicio de Leonardo se realizará en Concepción y distintas organizaciones y familiares de otros presos políticos de la ciudad están atentos para apoyar a Elizabeth, Leonardo y a toda su familia en este tramo final.

Es de esperar que en este juicio y finalmente en la sentencia de este caso Leonardo Quilodrán, joven pescador, amante y defensor del mar sea absuelto de todo cargo, porque es un preso político, un joven luchador que no hizo más que denunciar la brutalidad con que el Estado le respondió a un pueblo que aburrido de tantas vulneraciones salió a las calles, por un momento, expresar la rabia e impotencia de vivir en un territorio donde el dinero y lo material es más importante que la vida misma en todas sus formas, tamaños y colores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *