Füta Willimapu, relato/denuncia desde Chonchi

Valentina Torres Chaura, activista, feminista, miembro de la organización Unión Williche, en la Futa Willimapu, Chiloé, entrega un completo relato de la situación vivida en la localidad de Chonchi, que afecta a las comunidades y ella misma producto del maltrato y violencia policial.

Llevaban más de dos meses de cuarenta, Chonchi es una comuna de 14 mil habitantes  donde el 60 por ciento corresponde al sector rural y donde la principal fuente laboral es la industria salmonera.

Bajo esta premisa, se comenzaron a evidenciar una serie de desigualdades en las medidas restrictivas implementadas para sobrellevar la pandemia, es así como las personas que viven en el campo, sin acceso a internet ni conocimientos tecnológicos, fueron las principales afectadas. Muchas de estas personas terminaron con sumarios sanitarios por no contar con el permiso. Valentina dice, «hubo un abandono de parte del sistema hacía estas personas que venían del campo».

Con las medidas sanitarias implementadas en Chonchi, tal como ocurrió en otros pueblos, se  afectó a la economía de los habitantes y con consecuencias todavía más fuerte para las personas provenientes del campo, ya que no podían seguir ofreciendo sus productos, ya sea por no contar con el permiso o con el tiempo suficiente, debido a la grave problemática que existe a raíz del acotado tiempo de duración de cada permiso otorgado por la plataforma Comisaría Virtual.

“Estamos hablando de que nos daban 3 horas de permiso, en Chonchi, donde en la ruralidad hay lugares en que una tarda más de 1 hora o más en llegar al pueblo, entonces con tres horas no haces nada, incluso habrían personas que ni siquiera alcanzarían a llegar”. Dice Valentina.

Las personas movilizadas de Chonchi, aputan a las industrias salmoneras y su normal funcionamiento como una demostración de desigualdad con la comunidad, ya que a pesar de ser los primeros espacios de brote del Covid-19, las salmoneras continuaron trabajando, mientras que los pequeños negocios debieron cerrar, por no pertenecer a servicios de primera necesidad.

Este hecho desencadenó en el empobrecimiento de muchas familias, entonces todo eso produce el malestar, entendemos que estamos en un contexto pandémico que nos tenemos que cuidar pero también las medidas implementadas por el gobierno no eran aterrizadas a la realidad del territorio, son medidas centralistas que no sirvieron acá, porque con estas medidas lo que se produjo fue el empobrecimiento de las personas.

Tras el descontento por las medidas y la creciente desigualdad y empobrecimiento, las personas de comunidades rurales y organizaciones locales  se reúnen el  lunes 14 de diciembre para exigir el fin de las medidas centralistas.  

Sigue el relato – “en aquel momento habíamos 15 personas, mientras esperábamos  a más gente que venía en camino desde las comunidades  y carabineros de chile se acerca al lugar para hacernos un control de identidad y nos dicen que podemos permanecer ahí. Pero llega un momento y nos dicen que nos tenemos que ir, estábamos en eso cuando empiezan a detener a las personas,  de las 15 personas que habían se llevaron detenidas a cinco, dos mujeres y tres hombres. Solamente habíamos tres personas de Unión (unión williche). Entonces yo siento una especie de persecución hacía nuestras comunidades. La unión williche es la misma organización que participó de la toma de la Conadi en Castro, entonces no es menor que de las 15 personas que habíamos hayan llevado a las 3 personas  que pertenecemos a comunidades, sin razón  y de forma arbitraría. El actuar de carabineros  además de que fue brutal”.

Uno de los pocos registros de las detenciones.

Recordemos que durante el mes de  julio de 2020    la organización Unión Williche realizó la toma del edificio de la Corporación Nacional de Desarrollo Indígena (Conadi), en la ciudad de Castro, Chiloé, tras una serie de demandas y para ir en apoyo en ese entonces a la huelga de hambre que cumplían los presos políticos mapuche en las distintas cárceles.

Imagen de archivo. Toma Conadi, Castro 2020.

Durante la detención, entre las personas afectadas está Valentina Torres Chaura, ella fue detenida mientras grababa el violento procedimiento de Carabineros y sufre una serie  golpes y lesiones en su cuerpo producto del maltrato de los uniformados. Así mismo, se denuncia a los mismos funcionarios policiales de quitar el celular a una de las mujeres y eliminar todos los registros del equipo  y evidencias del desproporcionado actuar en las detenciones.

Tras estos hechos, un grupo liderado por Clementina Lepio, lonko de la comunidad Alto de gamboa y cacique de la Füta WilliMapu en la comuna de Castro  y Evelin, activista feminista del territorio, llegaron hasta la Gobernación para entregar una carta de denuncia  al Gobernador, de estos hechos ya relatados y se exige dar con los  responsables políticos.

Valentina, por su parte señala las personas detenidas actualmente están reuniendo los antecedentes necesarios para realizar las denuncias correspondientes.


Agradecemos a la lamgen Valentina Chaura, por entregar este relato de denuncia para visibilizar las situación en territorio Williche

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *