Hostigamiento y vulneraciones hacia los huelguistas mapuche de la Cárcel de Lebu de parte de Gendarmería

La madrugada del 31 de agosto, cerca de las 2:00 a.m, los 12 presos políticos Mapuche en huelga de hambre fueron trasladados sin previo aviso y mediante golpizas, pese a su grave estado de salud, desde la cárcel de Lebu, territorio lavkenche, hasta el Hospital de la ciudad de Los Ángeles, el cual se encuentra aproximadamente a unos 200 km de Lebu.

Los Presos Políticos Mapuche de la Cárcel de Lebu.

Son 13 en total, de ellos actualmente 12 se encuentran en huelga de hambre, todos ellos están en prisión preventiva, es decir que la justicia aún no ha determinado su calidad de culpable.

Varios de los delitos que se les imputan a los comuneros, y por los que se los mantiene en prisión, son delitos comunes. Por lo general, éstos no se resuelven con prisión preventiva, ni mucho menos tan prolongadas como lo han sido las prisiones de varios de los huelguistas, no solo en Lebu.

Lo anterior nos lleva inevitablemente a plantear que las medidas que toma la Justicia Chilena son desmedidas para los cargos que se les imputan, y constituyen una persecución hacia miembros de la lucha y resistencia del Pueblo Mapuche en sus territorios, de ahí la calidad de presos políticos.

A través de sus vocerías han estado solicitando, desde el inicio de la huelga de hambre, la aplicación del Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo sobre pueblos indígenas y tribales, el cual fue ratificado por el Estado de Chile el mes de septiembre del 2008 y entró en vigencia el 15 de septiembre del 2009. Dentro del convenio se plantea, en el artículo 10, la “pertinencia cultural” que señala:

Cuando se impongan sanciones previstas por la legislación general de miembros de dichos pueblos deberán tenerse en cuenta sus características económicas, sociales y culturales. Deberá darse la preferencia a tipos de sanción distintos al encarcelamiento.

Articulo 10, convenio 169 de la OIT.

Para negociar los términos del cese de la huelga de hambre las vocerías demandaban una mesa de diálogo con el representante del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, Hernán Larraín Fernandez, la cual se tardó en concretar y se rompió finalmente el 22 de agosto de forma unilateral por parte del Gobierno, tras éste incumplir con su parte de lo acordado en la reunión del 9 de Agosto. Esto fue expuesto en una declaración pública del campamento de la Cárcel de Angol el mismo 22 de agosto.

De la Cárcel de Lebu a el Hospital de Los Ángeles.

Los 12 presos mapuche de Lebu cumplieron el pasado 31 de agosto 57 días en huelga de hambre y 7 días en huelga seca. Durante los días previos al menos 4 comuneros habían sido trasladados al Hospital Santa Isabel de Lebu, en esos momentos la vocería de los presos reclamaba que «los procedimientos para el traslado eran sumamente extendidos llegando a durar más de 50 minutos en algunos casos.»

La madrugada del 31 de agosto y pasadas las 2:00 a.m, el personal anti-motines de Gendarmería y Fuerzas Especiales de Carabineros hacen ingreso de forma violenta al módulo de prisioneros mapuche de la Cárcel de Lebu, allanando y desalojando a estos mediante golpes, sin importar el grave estado de salud en que se encuentran. Tras el ingreso y sin ninguna notificación previa, los huelguistas fueron trasladados al Hospital de Los Ángeles.

Fueron trasladados: César Millanao Millanao, Guillermo Camus Jara, Orlando Sáez Ancalao, Robinson Parra Sáez, Matías Leviqueo Concha, Óscar Pilquiman Pilquiman, Damián Sáez Sáez, Manuel Huichacura Leviqueo, Eliseo Raimán Colimán, Carlos Huichacura Leviqueo y Esteban Huichacura Leviqueo, además de Tomás Antihuén.

Ese mismo día en la madrugada fueron conducidos hasta el Hospital de Los Ángeles que queda a muchos kilómetros de Lebu, donde se les hizo el PCR de Covid y salió negativo, debemos recordar que ahí había un brote de Covid, en el penal de Lebu, por parte de los funcionarios.

Auka Castro, Vocero de los PPM en huelga de hambre de Lebu.

Familiares y habitantes del sector colindante a la Cárcel grabaron con sus celulares algunos registros de este violento procedimiento, a continuación dejamos uno de los vídeos que ha circulado por las redes que es una clara prueba de la violencia que se ejerció hacia los presos mapuche.

Sin embargo las malas prácticas de Gendarmería no terminaron aquí, tanto el traslado como el ingreso al Hospital de Los Ángeles fueron violentos. Gendarmería disparó bombas lacrimógenas a los familiares y golpeó a los huelguistas frente a estos durante el ingreso al Hospital, según lo señaló su vocero Auka Castro.

Ante la violencia ejercida contra los presos mapuche por parte de Gendarmería el 31 de Agosto, el Abogado defensor Nelson Miranda, durante la tarde del mismo día, interpuso un recurso de amparo en el Juzgado de Garantía de Cañete, desde donde le dieron a Gendarmeria un plazo de 12 horas para informar quién habría sido el responsable de la toma de una decisión que a todas luces resulta arbitraria.

El mismo 31 de Agosto Gendarmería declararía a diversos medios públicos que el traslado habría sido en respuesta a un recurso de protección puesto por Diter Villaroel, Director General de Gendarmería, con el fin de «resguardar la salud e integridad física» de los huelguistas, el cual habría sido aceptado por la Corte de Apelaciones de Concepción el 26 de agosto. En la resolución se autorizó a Gendarmería a tomar medidas para salvaguardar la vida de los presos incluyendo el traslado a algún centro de Salud.

Pese a lo anterior cabe preguntarnos ¿Por qué fueron llevados a más de 200 km de Lebu? Resulta además incoherente que la unidad anti-motines haya decidido que la mejor forma de resguardar la integridad física era mediante golpizas.

Lo que se ha venido dando es una situación de hostigamiento terrible hacia los 12 huelguistas que se encuentran en el CDP de Lebu, debemos recordar que el día Lunes a las 2 a.m ellos fueron allanados y trasladados forzosamente por anti-motines de Gendarmería, fueron brutalmente golpeados y así quedó reflejado en la constatación de lesiones del Hospital.

Auka Castro, Vocero de los PPM en Huelga de hambre de Lebu.

Del Hospital de Los Ángeles a la Cárcel de Concepción «El Manzano»

Tras ser llevados a la fuerza al Hospital de Los Ángeles, los 12 presos mapuche en huelga de hambre fueron trasladados hasta la Cárcel «el Manzano» de Concepción, pese a que estaba zanjado por el Tribunal de Garantía de Cañete, de Concepción y la Corte de apelaciones de Concepción que los huelguistas no podrían ser trasladados desde el penal de Lebu.

Ese mismo día salió un resolución del Tribunal en la cual sale explícito que debían volver al centro de detención preventiva de Lebu, pero aún así existiendo esta resolución, Gendarmería a las 1 o 2 a.m del día martes traslada de nuevo forzosamente a los hermanos hasta el penal el Manzano, según ellos debido a una recomendación de hospital de Los Ángeles.

Auka Castro, Vocero de los PPM en Huelga de hambre de Lebu.

La Dirección General de Gendarmería habría hecho caso omiso a lo establecido, desconociendo el recurso de amparo y por ello el Juzgado de Garantía pidió antecedentes por posible desacato, el plazo fue de 48 horas para la presentación de informes de Gendarmería y la resolución del Tribunal.

Auka Castro contextualiza lo ocurrido y califica de hostigamiento el actuar violento y constante de Gendarmería hacia los huelguistas y sus familiares.

Balance por Auka Castro, Vocero de los PPM en Huelga de hambre de Lebu.

En palabras de Auka Castro «todas estas acciones constituyen un evidente hostigamiento hacia los huelguistas y su proceso de movilización que exige el cumplimiento del Convenio 169 de la OIT respecto a las causas judiciales mapuche.»

Finalmente Auka Castro invita a Gendarmería a recordar la resolución de pertinencia cultural 3925 la cual «es explícita en que las huelgas de hambre no constituyen una falta y son una forma de movilización legítima para quienes así lo consideren necesario».

Ante las graves vulneraciones a los PPM de Lebu y malas prácticas de Gendarmería, vocería y familiares exigen «la renuncia del Director General de Gendarmería Diter Villaroel por sus prácticas racistas» y «justicia ante las acciones de hostigamiento y racismo»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *