Reporte: Quintero y las Zonas de Sacrificio

Escucha el reporte de Radio Kurruf sobre Quintero y el drama de las Zonas de Sacrificio:

English version here

En Chile, existen ciudades y zonas rurales que han sido llamadas “zonas de sacrificio”, ya que sus habitantes y medio ambiente son sacrificados en nombre del progreso económico capitalista. Una de esas zonas es la ciudad de costera de Quintero, ubicada en la Región de Valparaíso y con cerca de 31.000 habitantes.

Hacia fines del siglo XIX se construyó el primer puerto, por donde se exportaba la producción agrícola y ganadera de la zona. Con el correr de los años, la belleza del lugar atrajo a inversionistas que convirtieron el lugar en uno de los más exclusivos balnearios de la aristocracia chilena.

El proceso de industrialización que vivió el país desde la mitad del siglo XX, motivó a que en 1958 se instalara en Quintero la primera planta termoeléctrica. Con el tiempo le siguieron otras hasta llegar a las 12 empresas que actualmente forman uno de los principales complejos industriales de Chile. Las actividades en el área son: la fundición de Cobre, el funcionamiento del complejo termoeléctrico de carbón, industrias petroleras, terminales de gas licuado, e industrias químicas entre otras. Las que han generado la contaminación del aire y del mar con metales pesados, afectando a las especies marinas y de paso a los pescadores y pescadoras del lugar.

Desde la década de 1960 que se registran desastres ambientales en Quintero, sólo desde 2011 van 8 casos de intoxicación, 24 varamientos de carbón, 25 alertas por presencia de dióxido de azufre en el aire, 2 derrames de petróleo en las costas, como el ocurrido en 2014 que arrojó 38.700 litros de petróleo, además, son decenas los casos de cáncer en los trabajadores y trabajadoras de la zona industrial. Morir de cáncer es algo común en Quintero…

La situación se salió de control el pasado 21 de agosto de 2018, cuando varias personas alertaron sobre la presencia de un extraño polvo amarillo en el aire, a las pocas horas colapsaron las salas de urgencia con personas intoxicadas. No sería el único episodio, durante los días posteriores hubo otros que en conjunto provocaron 973 personas intoxicadas y un total de 1.208 consultas de urgencia registradas desde el primer evento. Las personas llegaban a los hospitales con vómito y náuseas, además de síntomas neurológicos como la disminución de sus reflejos. El Colegio Médico identificó dentro de los elementos nocivos Nitrobenceno, Metilcloroformo, Isobutano y Tolueno. Los que provocan enfermedades como la leucemia y complicaciones donde el cuerpo no puede transportar el oxígeno suficiente. Además daña el ADN, por lo que pueden haber mutaciones. El parte médico también alertó sobre la presencia de Metilcloroformo, un elemento prohibido por la legislación chilena, lo que demuestra que Chile no cuenta con fiscalización ambiental.

La Ministra de Medio Ambiente declaraba en la prensa:

“Como Estado de Chile, que en 50 años le ha fallado a la zona de Quintero, Puchuncaví y Ventanas, establecer normativas que le exijan a las empresas hacer esas inversiones.”

“Como Estado de Chile tenemos que pedir perdón a las comunidades, porque como Estado le hemos fallado a la gente”

La reacción de los habitantes de Quintero fue la protesta espontánea, luego se organizó la ocupación de plazas, escuelas y liceos por parte de los manifestantes, incluso el edificio de la municipalidad fue tomando por algunas horas. Luego de varios días de enfrentamientos con la policía, la comunidad ponía el drama de las zonas de sacrificio en el debate nacional. Dentro de las demandas se encuentran la paralización de las industrias hasta resolver el misterio del origen de las emisiones tóxicas, además de que la zona industrial se rija por las normas de la OMS.

Una manifestante decía:

“El mismo día martes estaban cayendo nuestros hijos intoxicados y la gente acá en la comuna de Quintero, por 50 años esta comuna ha sido castigada como zona de sacrificio, nunca el Estado se ha hecho cargo y menos los privados porque aquí hay intereses económicos creados por parte del gobierno con las empresas”.

Por su parte, ante el peligro latente en el aire, el gobierno respondía cerrando las escuelas y no las industrias. Esta decisión encendió los ánimos y tuvieron que decretar la paralización de algunas empresas y el traspaso de las estaciones de monitoreo de calidad del aire desde el manejo privado al estatal. En paralelo, se revelaron vínculos de la ministra del Medio Ambiente y el presidente Piñera con algunas industrias responsables. La visita del presidente a la zona estuvo marcada por manifestaciones que llegaron al punto de ser recibido con escupitajos por los habitantes.

En ese lugar, una manifestante decía:

“Es una vergüenza que el Directorio de Oxiquim lo esté componiendo nada menos que el socio mayoritario del esposo de la Ministra del Medio Ambiente. Es una vergüenza, aparte de los problemas de salud queremos que ministra por criterio, por moral ¡se vaya! No puede continuar por intereses creados en las empresas”.

Representantes del colegio médico afirmaban que:

“O cierran las empresas o tienen que irse todos los habitantes de acá, cosa que no es posible, por lo tanto, la solución viable es que cierren las empresas, todas”.

“El foco tienen que ser las fuentes contaminantes, Chile todavía no tiene la normativa OMS, nos creemos países de la OCDE sólo cuando nos conviene, estas empresas en los otros países no tienen estos contaminantes, no cumplen estas mediciones y esperamos que Chile suscriba, esa es la definición que esperamos del ejecutivo”.

Mientras se investiga a las empresas contaminantes por las emisiones, el gobierno decretó una alerta ambiental tras otra, obligando a la paralización de las faenas por breves períodos para que el aire se vuelva un poco más respirable.

El conflicto registra la extraña muerte del activista Alejandro Castro, secretario del Sindicato de Pescadores de Quintero, cuyo cuerpo fue encontrado cerca de una línea férrea en la ciudad de Valparaíso, la policía asegura que la causa de muerte fue asfixia por ahorcamientono observándose lesiones atribuibles a terceras personas”.

Por el contrario, desde el círculo cercano de Alejandro descartan esta tesis y apuntan al asesinato político, incluso aseguran que fue amenazado por policías de Valparaíso que llegaron a Quintero para desatar la represión.

Sigue la actualización del caso en www.radiokurruf.org

Un comentario sobre “Reporte: Quintero y las Zonas de Sacrificio

  • el 8 noviembre, 2018 a las 9:45 pm
    Permalink

    Estimados ciudadanos del mundo ecológico : Soy uno mas de victima de miles de seres humanos contaminado por el Estado de Chile con metales pesado como : Arsénico,cobre,mercurio,selenio,cadmio y otros elementos que se encontrado en el Medio Ambiente últimamente realizando emergencia en las comunas de sacrificio de Puchuncavi y Quintero estos elemento que hacen daños son : Tolueno,Isibutano,Metilcloroformo,Nitrobenceno ademas de carbón y caucho en pelex.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *