Carta abierta desde el Lof Laka comunidad Levillan Bayotoro

Honrando la autonomía de cada kiñel mapu, saludando a cada hermana y hermano que está recuperando su territorio ancestral, le compartimos aquello que nace del pensamiento común lakache en relación al elemento central que compone nuestra territorialidad.

Desde el 30 de diciembre de 2020, comenzamos a reescribir la historia de nuestro lof, dejando atrás el recuerdo doloroso de separación del lugar donde nace el ESTERO LAKA, sus aguas y el itrofilmongen, hace más de 80 años los winkas hicieron un tranque para captar el agua del estero, dejando escurrir hacia la comunidad un mínimo porcentaje de agua, con ello la vida se tornó árida, paralelamente contaminaron él estero con agrotóxicos.
Hoy, a tres meses de nuestro retorno el contacto diario con las aguas de Fütra Laka y el itrofilmongen nutren nuestro püllü, alimentando las memorias de unidad del lakache y su entorno, sentimos la fuerza de la vida guiando y reordenando los espacios.

El estero Laka, la biodiversidad que brota y se mantiene por sus aguas, junto al linaje de las familias, Bayotoro, Caniullan, Melillan, Pichicon y Coña constituyen la identidad del Lof lakache, creando un tejido de vida, coexistencia y unidad, la cual declaramos indivisible.
Como legítimos guardianes de Fütra Laka, protegeremos el territorio y pu ngen de todo winka-invasor que pretenda negar nuestro derecho territorial ancestral, limpiaremos nuestras aguas y evitaremos el crecimiento de malezas. En cohesión visualizamos nuestro territorio expandiéndose, sanando las heridas del despojo, accionando a favor de la vida y permitiendo el equilibrio del itrofilmongen.

Anhelando que cada kiñel mapu reconstruya su territorio ancestral, desde Laka mapu elevamos kiñe afafan.
¡¡MARICHIWEU!!

15 de abril 2021.-

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *