[Audio] Jorge Guzman Huenchuleo, bocasureño mapuche baleado durante detención, informa sobre su estado de salud: «La lucha continúa, el miedo no puede paralizarnos»

El pasado sábado 23 de noviembre, en Hualpen, Jorge Guzman Huenchuleo junto con su compañero Damian Urra fueron detenidos por carabineros con violencia, dejando a Jorge con un impacto de bala en la rodilla, resultando en una fractura del condilo femoral medial y una fractura del borde medial de la rotula, además de multiples violencias físicas y psicológicas.

Tras la detención fue acusado de Homicidio frustrado, evento que no se aprecia en los vídeos que vecinos del sector proporcionaron a los familiares. Actualmente fue dejado en libertad, sin ser formalizado, por lo que se pide estar atentos a cómo avanza el caso. INDH se encuentra en contacto con su familia, quienes están evaluando qué acciones legales se pueden hacer, además de acciones civiles por parte de sus familiares contra el Estado.

Su familia nos envió un documento explicando los hechos, además de relatarnos a través de un audio los eventos, que dejamos a continuación:

Asimismo, Jorge informó sobre su estado de salud, explicando que no tendrá operación en la rodilla por las fracturas que le produjo el impacto de bala. Agradece a sus vecinos, familiares y organizaciones, como la Asamblea Popular de Boca Sur del Biobio y el Centro Cultural Victor Jara por las diferentes muestras de solidaridad y apoyo.

Comenta que «La lucha continúa, el miedo no puede paralizarnos, vecinos y vecinas (…) hasta que los pobladores tengan una vida digna, hasta que mi pueblo mapuche sea libre y autónomo»

A continuación el comunicado de la familia de Jorge Guzman Huenchuleo:

«El Sábado 23 de Noviembre de 2019 alrededor de las 17:30 horas mi hermano Jorge Guzman Huenchuleo junto a su compañero Damián Urra Canales se encontraban compartiendo en una tranquila plaza de Hualpén, en este contexto es que son interceptados por una pareja de carabineros quienes sin identificarse y con una prepotente actitud obligan a mi hermano y su compañero a entregar sus cédulas de identidad, Jorge entrega su carnet de identidad, mientras que Damián se niega producto de no haberse identificado la pareja de carabineros (no indican nombre ni rango), un funcionario tira el carnet de Jorge al suelo mientras el otro comienza a golpear a Damian violenta y desproporcionadamente, ante lo que Jorge reacciona intentando cubrir a su compañero: “yo vi sangre y quise protegerlo” declara, sin haber mediado agresión directa al perdonarlo, en ese contexto Jorge observa que el Carabinero que estaba a su lado desenfunda su arma de servicio y la carga, “Yo no me asusté porque pensé que era una pistola a fogueo y jamás me iba a disparar” (ya que Jorge no tiene conocimiento alguno de armas) se da cuenta que el carabinero posiciona el arma sobre su rodilla y percuta el disparo. Jorge dice textual: “yo no sentí dolor al principio y vi un hoyito en mi pantalón, y pensé este me quiere asustar nomas, pero luego me veo por detrás y tenía mucha sangre”.

De ahí en adelante llega un grupo de aprox 8 carabineros con cascos y protecciones a reducir y violentar a los compañeros antes mencionados. Todo lo anterior bajo la atenta mirada de vecinos del sector quienes increpaban y grababan a carabineros por el actuar inhumano y una de las vecinas paramédico ofrecía asistencia a mi hermano herido pero Carabineros se negó a dejarla trabajar.

De ahí en adelante el trato recibido por Jorge y Damián fue humillante, Damián fue llevado a constatar lesiones y luego dejado en la cuarta comisaría de Hualpén, agregando que el trayecto recibió mucha violencia tanto física como verbal.

Mientras que estando Jorge recibió atenciones médicas estando esposado en todo momento, desde entonces surge la acusación por parte de carabineros de HOMICIDIO FRUSTRADO, sin haber pruebas ni fundamentos para dicha acusación.

Como familia, pobladora de Boca Sur y Mapuche sabemos que este “control de identidad” no responde a una casualidad y es más bien resultado de una persecución que los compas venían sintiendo durante el último tiempo.

Respecto al apoyo prestado durante estos días agradecemos enormemente todas las muestras de preocupación, compañía y contención, han sido importantes y nos mantienen fuertes.

Respecto a Jorge y su estado de Salud agregamos que está estable siguiendo un tratamiento de antibióticos necesario ante casos de heridas de bala, el medico nos confirmó que no será necesaria una intervención, sabemos que será un proceso de larga recuperación (puesto que hay dos fracturas), pero el panorama es satisfactorio.

Damián se encuentra en casa junto a su Familia recuperándose tanto física como emocionalmente de las agresiones, la verdad es que él fue mucho más violentado psicológicamente que Jorge.

Durante el día domingo 23 fiscalía dejó en libertad a Jorge y Damián (sin ser formalizados)

Como familia agregamos que repudiamos el actuar tan violento por parte de Carabineros y nos parece necesario visibilizar la realidad Chilena actual, en Chile se persigue al Moreno, al Mapuche y al Poblador que se organiza por dignidad. Continuaremos el proceso hasta conseguir juicio y castigo a los culpables

Familia Guzman Huenchuleo, mapuches, pobladores de Boca sur y activos en la organización de la Asamblea popular Boca Sur. Marichiwew.«

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *