[CURACAUTÍN] Proyecto hidroeléctrico Hueñivales amenaza la vida y espiritualidad de las comunidades mapuche

COMUNIDADES MAPUCHE ANCESTRALES DE CURACAUTÍN EXPRESAN SU POSTURA SOBRE PROYECTO «‘CENTRAL HIDROELÉCTRICA HUEÑIVALES»
COMUNICADO PUBLICO EN DEFENSA DE LOS RÍOS Y LAS AGUAS DESDE TERRITORIO MAPUCHE DE CURACAUTÍN
De nuestra consideración:
En relación al proyecto central Hidroeléctrica «Hueñivales», expresarnos y declaramos lo siguiente:

Nosotros, las comunidades ancestrales que habitamos y vivimos en la zona de Kurakautin: Benancio Huenchupán (Lof Hueñivales), Quilape López (Lof Folilko) y Liempi Colipi (Lof Kontué), demandamos que nuestra voz y pensamiento sean escuchados, considerados y respetados por las autoridades del Estado chileno que decidirán. sobre este proyecto.

Las autoridades tradicionales de las comunidades que susciben, argumentamos nuestra postura sustentada en la visión ancestral, y en lo que . para Nuestro Pueblo representan los elementos. natmales y la importancia de preservarlos para las futuras generaciones.

En este documento expresamos nuestra rotunda oposición al Proyecto Central Hidroeléctrica Hueñivales, porque representa el inicio de la fragmentación del río Cautin, y como consecuencia, la alteración de todo lo que vive en su entorno, a lo largo y ancho de su recorrido. Conocemos sobre los planes de centrales hidroeléctricas, pisciculturas y muchos otros, ·que quieren tomar nuestros·ríos.y ocupar sus cauces naturales:

Pero, ¿quién nos ha preguntado por nuestra visión y opinión, considerando que somos los directos afectados? … Nadie.

Estos empresarios, dicen ser «dueños de derechos de agua», y llegan con sus proyectos de centrales hidroeléctricas irrumpiendo en los espacios naturales para abrirse camino hasta donde.llegarán a robar del río, su esencia, su vida, su espíritu. Dicen que sólo desviarán las aguas, que luego las devolverán, que dejarán un «caudal ecológico» para que el río no se seque, y nosotros nos preguntamos, ¿puede el hombre vivir separado
un solo momento de su espíritu, de su Newen?, la respuesta es.NO, entonces, ¿cómo puede vivir el rio, si gran parte de su espíritu es separado del lecho que lo contiene?

El río no es sólo el agua que corre libre por un cauce, es también el entorno que existe, crece,  vive.y depende de él.

Hoy señalamos al ·titular del proyecto Hueñivales, que no todo se ·puede comprar con dinero. Nuestros valores ancestrales trascienden las posesiones materiales. El amor y respeto a la Ñuke Mapu y a los espíritus que en ella habitan, son valores de nuestro.pueblo, son nuestra riqueza y no se.pueden violentar…

Los ríos son corredores de vida para el Pueblo Mapuche, y en el pasado eran vías por donde se transitaba hacia·otros lugares al encuentro con otras comunidades para compartir, porque para el mapuche compartir es muy
importante.

Los ríos y esteros dan vida a nuestras sagradas hierbas, que en esencia, son nuestra medicina. Los ríos alimentan al bosque, y éste alimenta a los mapuche. Los ríos y bosques son nuestros templos: Las autoridades chilenas dicen que existen leyes y todo está en el «sistema», pero-no se preguntan cuántos de nosotros conocen el «‘sistema», cuántos saben usarlo y cuántos tienen posibilidad de entrar en él. Nos dicen que hagamos observaciones a los proyectos, y nosotros les respondemos: cómo hacerlas, si no estamos de acuerdo con sus leyes, porque no compartimos, ni entendemos su visión de la vida, ni el daño que hacen a la naturaleza en pos del «crecimiento económico»que.solo se traduce en el.enriquecimiento de unos pocos y el empobrecimiento de tantos.


Las autoridades chilenas, han hecho sus leyes, pero en ese «Hacer», nunca nos han considerado, nunca nos han consultado sobre nuestras propias leyes y costumbres como pueblos originarios, esas que rigen como
vive el mapuche, que es el habitante originario de estas tierras … no así, los empresarios y su dinero.

Primero irrumpieron en nuestros territorios las forestales con sus · monocultivos, desplazando y depredando nuestros bosques y mermando las vertientes. Después, se ínstalaron las pisciculturas y ahora son las centrales hidroeléctricas.

¿Cuántas aberraciones más pueden sostener los espíritus de la naturaleza, provocadas por aquellos que sólo quieren a sus expensas enriquecerse?…
En esta última década, han disminuido considerablemente las aguas de nuestros ríos, esteros y napas. Y debido a esto, se nos hace más dificil la crianza de nuestros animales y el cultivo de nuestra tierra. Con tristeza vemos como van desapareciendo nuestras vertientes, bosques, pájaros, hierbas y flores … Cada día, es más dificil subsistir. ..

Cuando el bosque ya no exista, cuando el río cristalino desaparezca, cuando la tierra deje de ser fértil, el empresario tomará su dinero y lo llevará a otro lugar para seguir enriqueciéndose a costa del sacrificio .de los
territorios. Mientras nosotros, tendremos que sobrevivir en este mismo lugar, pero sin ríos y sin bosques. Y en aquellos parajes, donde habitaron alguna vez, libres y felices nuestros antepasados, los espíritus ya
no nos acompañarán más.

¿Qué nos dirán entonces las autoridades chilenas a los Pueblos Originarios?
Antes de que esto se cumpla como una profecía, nosotros les decimos: Chaw Ngünechen se expresa en los ríos, los bosques, la montaña,.en la Ñuke Mapu que nos cobija Y así, como el sol y las estrellas no tienen dueño, el
agua tampoco, pues representa Vida. Y así, como el Sol alumbra a todas las criaturas, así también, los ríos nos benefician a mapuche y no mapuche.

No aceptaremos que el Estado chileno y los empresarios vengan ·a decirnos como ·vivir, o a imponemos sus intereses que llaman ‘»mercado o modelo económico», porque ·los mapuche; no respondemos a las necesidades
de ese ‘»mercado» para nuestra subsistencia. Nuestra vida y cultura, se definen a partir del respeto al lugar donde vivimos y hoy nos sentimos, nuevamente, amenazados y transgredidos con este proyecto.

Nuestra sabiduia nos dice, que al proteger la Itrofill Mongen nos estamos cuidando a sí mismos, porque todo se relaciona, todo está en equilibrio. Por eso el mapuche vive respetuosa y comunitariamente con la naturaleza.

Los espacios naturales no son para el pueblo mapuche, un regalo de nuestros ngen. La visión ambiciosa de estos empresarios, sólo violenta nuestro pensamiento y valores que heredamos de nuestros
antepasados.

Vivir en estado de alerta, sabiendo que nuestra tierra, nuestros ríos, nuestros bosques están en pelígro, porque las leyes chilenas siempre favorecen y amparan al que tiene dinero. Sentir que no estamos a salvo, porque tarde o temprano vendrán empresas a violentar nuestros espacios, no nos parece una buena forma de vivir. ¿Cómo mantener
una vida así, donde todo se «compra o repara»‘ con dinero?

Pero el dinero no compra los Valores Mapuche, y tarde o temprano comprenderán lo que nosotros, los mapuche siempre hemos sabido: el dinero no se come, no se respira, no se bebe. Y cuando el empresario busque a los espíritus del agua para saciar su sed, a los espíritus de los árboles para descansar bajo su sombra, y a los espíritus
 de la tierra para sembrar sus alimentos, éstos los habrán abandonado, y su dinero no servirá de nada.

Las comunidades mapuche ancestrales del territorio hacemos un llamado a las autoridades políticas y no políticas del Estado chileno que deberán decidir sobre el proyecto Central Hidroeléctrica Hueñivales:

Consideren nuestros Valores, Pensamiento, Opinión, Costumbres, Tradiciones, Espiritualidad y Arraigo. En todo ello, se sustenta nuestra verdadera riqueza que nos define como Comunidades Ancestrales de este
territorio.

¡Nosotros Somos Río, Cordillera Nevada, Bosques…Somos parte del Espíritu de la Naturaleza … Somos Gente de la Tierra … Somos Wallmapu!

Irrumpir y violentar la Ñuke Mapu, es quebrantar al hombre, a nuestro Küme Moguen (buen vivir).
Atentamente

Suscriben las autoridades tradicionales en representación de las comunidades mapuche de Curacautín.

Comunidad Quilape Lopez
Comunidad Benancio Huenchupan

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *