Conversatorio Infancia Mapuche

Este Jueves 8 de Agosto, se llevó a cabo el conversatorio acerca de la vulneración de los derechos de niñxs y adolescentes en el Ngulumapu. Tuvo lugar en el sindicato Petrox, con la organización de la vocalía de cultura de la Udec.

La lamgien Ada Huetecol, werken de la comunidad Newen Ñuke Mapu relató el duro proceso que ha vivido  Brandon H. Huentecol su hijo, quién a los 17 años (año 2016) fue baleado por un carabinero.

Vulneraciones a la Infancia Mapuche

La lagmien evidenció las sistemáticas vulneraciones de derechos que realiza el Estado a niñxs y jóvenes mapuches recordando casos como el de Alex Lemun, joven mapuche de 17 años asesinado por caribineros el 2002, y el de Lorenza Cayuhan quién fue obligada a dar a luz engrillada a su hija Sayen (2015).

Son decenas de casos en los que el Estado se muestra indiferente, justificando las situaciones de violencia, no existiendo condenas para los agresores, ni reparación para las victimas, abandonando a lxs niñxs y sus familias.

En este contexto la Werken hace un llamado a solidarizar y a difundir sus luchas, ante las recurrentes represiones y a visibilizar los vejámenes a los que se expone a la niñez en el Ngulumapu.

El caso de Brandon H. Huentecol

Recordemos que Brandon fue baleado por la espalda, cuando en medio de un procedimiento cerca de su casa, su hermano de 13 años fue reducido por un policía. Él corrió desde patio de su casa para ayudarlo, pero el sargento segundo Cristian Rivera lo empujó al suelo, le puso el pie encima y le disparó una bala de plomo y más de cien perdigones. Brandon fue hospitalizado con peligro vital en la Clínica Alemana de Temuco, donde estuvo más de 45 días y fue operado 16 veces. Luego de recibir una terapia volvió a caminar, pero aún siente molestias por los 30 perdigones que quedaron en su cuerpo.

Además la familia ha tenido que enfrentarse a un tortuoso proceso legal para que se haga justicia, en circunstancias que el carabinero culpable, eludió tres veces la audiencia de formalización con diversas excusas. Para llevarlo a juicio, se tuvo que recurrir a manifestaciones públicas, en donde el hermano de Brandon y ella misma fueron detenidos y criminalizados.

Rivera Silva fue formalizado en enero del 2018, pero se le concedió el privilegio de arresto domiciliario, siendo que poseía condenas previas (la excusa por qué no se presentó a la segunda audiencia, fue porque estaba en otro tribunal enfrentando una causa de violencia intrafamiliar).

Finalmente fue dado de baja y condenado en enero del 2019 por lesiones graves y vejación injusta, sin embargo se le concedió el beneficio de la libertad vigilada (firma), y el fallo descartó los apremios ilegítimos en su grado máximo de homicidio frustrado, por lo que el abogado querellante presentaría un recurso de nulidad.

Actualmente Brandon estudia y continúa su tratamiento de recuperación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *