[Antofagasta] Comunidad de Calama se manifiesta contra planta de plomo

“Calama Sin Plomo”, además de otras organizaciones e individualidades se manifestaron la mañana de este jueves 26 de abril en las oficinas  del Servicio de Evaluación Ambiental (Antofagasta), donde lograron que el organismo pospusiera la resolución respecto al proyecto de ampliación de la plata de plomo RAM, comprometiéndose a visitar la zona en conjunto con el movimiento social próximamente.

Escucha las declaraciones de la representante del grupo “Calama sin Plomo”

A continuación, el comunicado de las organizaciones:

Vía Periódico Anarquista El Sol Ácrata

 

¡FUERA LA PLANTA DE PLOMO RAM DE CALAMA!

Calama es una zona saturada por la contaminación desde hace décadas, pese a que legalmente un decreto lo reconoce recién desde el año 2009. Y es que a la devastación histórica provocada por la minería intensiva en sus distintos ciclos extractivos, se le debe sumar –desde hace algún tiempo- el impacto provocado por la instalación de la planta RAM destinada a la fundición de baterías de plomo, uno de los metales más nocivos a la salud pública y a los ecosistemas naturales.

            La puesta en funcionamiento de esta planta el 2006, inexistente en otro rincón del país, se explica debido a la prohibición por parte de la ONU para la importación y exportación de desechos químicos derivados de las baterías de plomo, lo que hace necesario tratarlas en zonas bajo jurisdicción chilena.  Calama, al ser considerado, el patio trasero de este país, debido a la inmensa presencia de fundiciones, relaves y cuanta industria nociva se pueda uno imaginar, ha sido escogida como territorio de sacrificio por parte de los empresarios y el gobierno, quienes no titubearon en llevar a cabo la instalación de estos nefastos proyectos en el otrora oasis aledaño al río Loa.

            Y es que el negocio ha sido tal, que el año 2015 la empresa RAM ingresó ante el Sistema de Evaluación Ambiental (SEA) el proyecto Complemento Módulo RAM, el cual busca triplicar la fundición de baterías de plomo mediante la instalación de una nueva planta fundidora. Ante esto un movimiento social se ha organizado –desde el 2016- bajo la consigna “Calama sin Plomo”, con la intención de expulsar de la zona a la empresa RAM, difundiendo el nocivo impacto de sus operaciones, a través de campañas, puntos informativos, pintada de murales, ferias del buen vivir y hasta un Festival de las Artes, exigiendo a su vez el cumplimiento del Plan de Descontaminación. Como fruto de este esfuerzo colectivo, se logró este 9 de abril frenar temporalmente el Decreto Supremo N° 9 sobre  movimiento transfronterizos de residuos, el que condenaba a Calama a recibir todas las baterías de plomo del país.

            Pese a este avance del movimiento social, la empresa ha vuelto a la carga con su proyecto de ampliación, logrando que el SEA retirara en marzo las observaciones, facilitando truculentamente la ejecución de esta masacre ambiental. Es por esto que “Calama Sin Plomo”, además de otras organizaciones e individualidades llamaron a manifestarse este jueves 26 de abril en las oficinas  del SEA, donde lograron que el organismo pospusiera la resolución respecto al proyecto de ampliación, comprometiéndose a visitar la zona en conjunto con el movimiento social próximamente.

¡FUERA LA PLANTA DE PLOMO RAM EN CALAMA!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *