[Temuco] Reacciones tras destitución de fiscal Luis Arroyo de fiscalía de alta complejidad.

El pasado 17 de mayo se dio a conocer de manera pública la destitución de Luis Arroyo, ahora ex fiscal de la división de alta complejidad de la fiscalía regional de Temuco, quién además fuera el que destapó por medio de la presentación de una querella hacia carabineros, las diversas irregularidades y montajes derivados de la conocida “Operación Huracán”, causa aún vigente en tribunales de Temuco.

Fiscal Luis Arroyo

Arroyo posee larga trayectoria, siendo paladín estratégico de las acusaciones contra mapuche de comunidades emblemáticas, de ahí que escalara a la invención del ministerio público en esta zona “La Fiscalía de Alta Complejidad”, siendo uno de sus últimas dedicaciones el caso Luchsinger Mackay, con una preparación especializada tanto por parte del FBI y la DEA en materia antiterrorista, así lo consigna el medio werken.cl junto a los demás fiscales de la Araucanía “Fiscales y policías Chilena entrenadas por la DEA y FBI para enfrentar la resistencia mapuche”. 

 

Fiscal regional Cristian Paredes.

Por parte del fiscal regional Cristian Paredes los motivos son completamente normales e incluso una medida solicitada por Arroyo, debido a un desgaste producto de las investigaciones en materia de violencia rural, quién desde ahora se desempeñará como adjunto a la fiscalía local de Temuco, declara a Radio Biobio .

 

Abogada Cidsur Karina Riquelme.

 

 

En tanto la abogada del Centro de Investigación y Defensa Sur querellante en caso Huracán Karina Riquelme califica como tardía la destitución de Arroyo, puesto que han sido innumerables los casos de ineficacia investigativa en donde las consecuencias han sido nefastas tanto para las víctimas de los atentados como para las personas inocentes que han tenido que vivir largas condenas y prisiones preventivas tras las rejas, invocando ley antiterrorista con participación de policías en la implantación de pruebas a mapuche, como es el caso del efectivo Patricio Marín Lazo en los emblemáticos casos peaje Quino y Turbus.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *