La Resistencia del Lof Adkintue: reivindicación territorial enfrentada a los intereses mineros

Esta mañana nuevamente la familias mapuche-pewenche hacen ingreso a lo que se conoce como el  fundo La Fusta, recordaron el reciente asesinato del werkén, Alberto Treuquil Treuquil, quien junto a su Lof We Newen, estaban en proceso de recuperación. Ante este crimen manifestaron su profundo rechazo y exigen justicia.

Lof Adkintue 

Mientras  se acerca el invierno,   las familias de Lonquimay y de los territorios cordilleranos en general, deben enfrentar el aislamiento provocado muchas veces  por las fuertes nevazones y lluvias, pero ahora se suma un factor aún más peligroso, el constante hostigamiento de parte de la policía chilena, en el contexto de pandemia. Bajo estas condiciones hoy el Lof Adkintue continúa sin dar pie atrás en su proceso de recuperación territorial ancestral. 

“Tenemos un acuerdo con el señor Cristian Wagner, y creo que acá el hombre ha traicionado a su palabra, hemos tenido dos llegadas con el hombre y juntamente con el director nacional de conadi, creo que acá hay un acuerdo y que ese acuerdo en este minuto no ha sabido nada, ni una  respuesta, exijo que el director nacional de conadi, se pronuncie lo más pronto posible necesitamos diálogo..en  este minuto” Con estas palabras un lamgen hace referencia a un acuerdo en el que estaban junto a Conadi, institución a cargo de los asuntos de tierras indígenas.

llamado de un lamgen del Lof Adkintue, sabado 06 de mayo, 2020.

Hace 6 meses, el Lof Adkintue estaba en conversaciones con Conadi, para acreditar la ancestralidad del territorio, este organismo estatal es el encargado de visitar el terreno en cuestión, posterior a la visita se aplica la resolución que va a determinar la futura compra de tierras destinadas a la comunidad, este proceso es el aceptado por el Estado chileno como el camino legal para la obtención de tierras indígenas, puede durar años e incluso no llegar a cumplirse el propósito de la comunidad que lo reclame,esto deriva en la búsqueda de otras alternativas.  

Finalmente Conadi nunca llegó a realizar la visita, agenda para octubre del año pasado, en esta etapa fundamental, los profesionales encargados de realizar el estudio y mediciones topográficos nunca llegaron a dicho sector. Así, el 26 de octubre a través de un comunicado público, las comunidades de Pelán Mahuida, Casiana Ñanco y Camargo Millaleo que componen el Lof Adkintue, daban aviso del proceso de recuperación por la vía de la acción directa.

Lof Adkintue, sábado 06 de junio 2020

Uno de los argumentos de los representantes del Fundo La Fusta, es que de acuerdo al Título de Merced de Bernardo Ñanco del año 1901 (territorio que comprende el Lof Akintue), el terreno no contemplaría en su totalidad al Lof, por tanto solo una parte de La Fusta sería  considerado territorio ancestral mapuche. Pero acá se ignora que este instrumento (Título de Merced) tiene su origen en la época colonizadora, en el proceso del despojo, cuando ya el territorio mapuche estaba invadido por el Estado chileno, por lo tanto, este instrumento colonizador, reconocía solo una parte del territorio, como ancestral mapuche. 

Y en el caso del territorio pewenche, los Títulos de Merced,  tampoco consideran la ocupación del amplio espacio por el que se movilizaban dependiendo de las temporadas de invierno y verano, de esta manera el argumento de la Fusta Uno SpA, no tendría mayor validez para pu lamgen que actualmente reivindican dicho territorio como suyo.

momentos del reingreso al fundo La Fusta, se escuchan disparos dirigidos a los miembros del lof.

Intereses económicos

Al parecer el interés de La Fusta Uno SpA, va más allá que solo preservar el “santuario” y proteger la biodiversidad, intereses evidenciados por el medio Interferencia en un artículo de febrero donde cuentan que este fundo de 4.400 hectáreas, tras la querella criminal interpuesta por la sociedad por la ocupación del terreno, absorbió a la firma Agrícola y Forestal La Fusta SpA, en diciembre de 2016, de la que conocen seis concesiones mineras presentadas en el Diario Oficial, además de derechos de agua de 900 litros por segundo de aprovechamiento no consuntivo, destinados para fines hidroeléctricos.

Poco se conocía, hasta este momento quién era el real dueño de La Fusta, hoy custodiado, inclusive, por guardias personales armados y el resguardo de la fuerza policial chilena. Solo se mencionaba a su administrador Cristian Wagner, pero ya se ha conocido que detrás de esta sociedad aparece el nombre de Gabriela Luksic Fontbona, media hermana de Andrónico Luksic, perteneciente al grupo Luksic, entidad dueña de grandes fortunas y controladora del conglomerado minero en Chile. 

Esto ha provocado la reacción de repudio por las redes sociales hacia esta familia una de las más poderosas de Chile, que hoy debe enfrentar el Lof Adkintue en su proceso de reivindicación territorial, recordemos que ya han sido dos desalojos violentos en el que la policía y han actuando de manera desproporcionada aún cuando hay presencia de niños y adultos mayores, incluyendo la quema de sus rukas en el mes de enero, ocasión en que un disparo de la fuerzas especiales de carabineros dió en la boca de uno de lamgen del Lof, lo que provocó la pérdida de piezas dentales y debió ser atendido por su propia gente. 

La contracampaña

A través de la red social de Facebook, desde mayo recién pasado se ha creado una página de llamado “Santuario La Fusta Lonquimay”, espacio donde se ha compartido información con fotografías que inculparon a los integrantes del Lof en recuperación, por una supuesta tala indiscriminada de árboles nativos, acusando al werken Carlos Camargo de estar haciéndose “millonario” por esta tala. Así mismo en un comunicado desde La Fusta Uno SpA, se refería a una falsa reivindicación territorial. 

Desde el Lof Adkintue, ven esta página como un medio para desprestigiar la lucha por la recuperación, “creemos que es una estrategia para confundir a la opinión pública y menoscabar nuestro respeto por la mapu ñuke” dicen en el comunicado de hoy 06 de junio.

Las imágenes difundidas por la ésta página “corresponden a árboles usado como barricadas los cuales nos sirven únicamente para evitar que la policía chilena balee a nuestra gente y haga más daño del que nos vienen haciendo desde hace 6 meses” afirman desde el lof. 

Llaman a denunciar esta página, autodenomina “Santuario”, pero que tiene más de 60 hectáreas forestadas con pino oregón el cual afecta a sitios ceremoniales dentro del lof e impide el óptimo crecimiento del Pewen, árbol sagrado. Además de las seis concesiones mineras en territorio pewenche. 

por J. Coñuenao

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *