Declaración pública de los Presos Políticos Mapuche de la cárcel de Angol

DECLARACIÓN PRISIONEROS POLÍTICOS MAPUCHE
Cárcel de Angol.

Los prisioneros políticos Mapuche de la Cárcel de Angol, venimos comunicar lo siguiente, a las comunidades Mapuche en resistencia, a los distintos grupos de apoyo, a nuestros familiares, amigos y la sociedad en general.

1.- Como prisioneros políticos Mapuche, venimos a dejar de manifiesto de forma clara, que el día sábado 29 de septiembre, teníamos acordado realizar una visita masiva en conjunto a las comunidades Mapuche en resistencia de Malleco y otros lof de distintos lugares del wall-mapu. Cuya actividad tenia por finalidad realizar un “Llellipun”, ceremonia de carácter espiritual y propia de nuestra cultura. Visita que contaba con autorización de Gendarmeria, específicamente el alcaide del CDP de Angol, Fernando Olivare, en una reunión sostenida con Lonko y los Werkenes de las distintos lof de Malleco, quedando programada la fecha y la forma en que se desarrollaría esta visita, reunión realizada con mas un mes de anticipación. Por lo que rechazamos terminantemente la determinación que gendarmeria tomo de no permitir el desarrollo normal la actividad, tal como lo hemos desarrollado en otras ocasiones con nuestra gente, en esta cárcel.

2.- Por otra parte y mientras se esperaba el ingreso de la totalidad de las personas que participarían de la visita masiva y la ceremonia, ingresaron las esposas e hijo/a de algunos prisioneros políticos. Posteriormente y siendo ya las 13:30 de la tarde aproximadamente, el alcaide, comandante Fernando Olivare, sin previa provocación y con insultos racistas y amenazas de muerte contra los presos Mapuche que estaban junto a sus familias. Dio orden de desalojar el gimnasio con violencia y el propio alcaide, haciendo uso de forma inmediata de una escopeta anti-montin que portaba, inicio los disparos contra las personas, junto a las fuerzas especiales anti-motines. Quienes dispararon con escopetas a quema ropa, lanzando bombas de ruido y gases lacrimogenos. A demás de reducir a los peñi, posteriormente los golpearon brutalmente, mientras estaban el suelo. Todo esto en presencia de sus esposa, hijos e hijas en el lugar. Por esta acción cobarde, racista y violenta, resultaron dos peñi heridos con perdigones de escopeta, estos son: Sinecio Huenchullan y Jorge Millacheo y el resto con diferentes golpes y cortes en su cuerpos y cabezas. De la misma forma denunciar y hacer presente que no solamente gendarmería nos golpeo, sino que también participo un agente de la PDI en la tortura, cuestión que es irregular y deja de manifiesto el abuso contra nuestra gente.

3.- Venimos a señalar que esta actitud racista de gendarmeria responde a la forma racista del Estado chileno y el gobierno de turno, en enfrentar la situación Mapuche y con los distintos problemas sociales. Podemos señalar que nuestra moral y capacidad de lucha sigue digna y no abra forma represiva que nos haga retroceder en nuestros derechos políticos. No por el hecho de estar presos, somos vulnerable o lograran atemorizarnos. Después de esta grave situación no descartamos una movilización contra el gobierno y gendarmeria quienes políticamente determinaron reprimir nuestra gente y sabotear esta masiva visita. Por otra parte, cabe hacer presente nuestro profundo agradecimiento a los distintos módulos de la cárcel de presos no Mapuche, quienes en solidaridad con nuestra con nuestra situación se movilizaron y nos apoyaron espontáneamente, frente a la represión que hacia gendarmeria con los peñi, acto de solidaridad que agradecemos y respetamos profundamente.

Por ultimo, hacemos un llamado a las comunidades en resistencia y organizaciones sociales , grupos de apoyo , simpatizantes de nuestra causa, a estar atento a las torturas y los tácticas de represión pinochetistas que se están aplicando tanto fuera como dentro de la cárcel y en el wall-mapu. como presos políticos Mapuche aun estando herido, no bajaremos la lucha.

Amulepe tain weichan com puche
marrichiweo

wall-mapu: Cárcel de Angol 01 de octubre 2018

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *