(Audio) Argentina-Inmigrantes de Senegal sufren violencia racista y policial.

La foto del senegalés Serigne Dame Kame, con un brazo destrozado y cercado en el suelo por policías, en medio de un charco de sangre, fue ampliamente difundida en las redes sociales y provocó la indignación de ciudadanos de Buenos Aires. Crédito: Twitter

Ampliamente fue difundida en redes sociales del país trasandino la imagen de un senegalés reducido, sangrante y rodeado de policías , captura fotográfica hecha en Buenos Aires donde se ha comenzado a combatir el comercio ambulante por medio de un incremento represivo en su mayoría hacia la comunidad migrante de Senegal que vende sus productos en la calle.

El hecho ocurrió en la avenida Avellaneda, una tradicional zona comercial en el barrio de Flores, en Buenos Aires, y, según la versión de la Policía de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Dame Kame se cayó contra la vidriera de un local cuando intentó escapar para no ser detenido, por infracción a la ley de marcas.

Otros testigos aseguraron, en cambio, que los agentes policiales atacaron a golpes al inmigrante y que uno de ellos le cortó el brazo con una navaja que luego guardó rápidamente en su uniforme.

“Siempre tuvimos buena relación con los policías. Hasta me cuidaban la mercadería cuando yo iba al baño. Pero últimamente todo cambió”, dijo a IPS el senegalés Moussa Sow, de 35 años, que lleva 11 viviendo en Argentina.

“Ningún humano es ilegal”, rezaba una pancarta con la bandera argentina de fondo, en la protesta contra la violencia de la policía a los vendedores callejeros senegaleses, el 16 de junio frente al Obelisco de Buenos Aires. Casi no participaron senegaleses, aparentemente por miedo a la represión policial. Crédito: Daniel Gutman/IPS.

“Nos sacan todo lo que tenemos a los negros, muchas veces nos pegan y a quienes están vendiendo al lado nuestro no les tocan nada”, agregó Sow, quien está casado con una argentina y se traslada por la extensa geografía de Buenos Aires y los barrios suburbanos, de acuerdo a donde encuentre menor presencia policial, vendiendo bisutería, anteojos y relojes.

Sow fue el único senegalés presente en un acto convocado por jóvenes argentinos e inmigrantes no africanos, para denunciar lo que está ocurriendo y reclamar que los dejen trabajar, que tuvo lugar el sábado 16 frente al Obelisco, el monumento más emblemático del centro de Buenos Aires. (Ver más en http://www.ipsnoticias.net/2018/06/inmigrantes-senegaleses-victimas-violencia-argentina/ )

Es en este contexto que la Cooperativa Textil Miró de Lomas solidariza con senegaleses del comercio ambulante en la confección de chalecos pecheras para seguridad en caso de represión policial, por medio de un audio Estefanía Espínola cuenta la forma en que se han organizado y han acudido en ayuda con personas que consideran tal como ellxs seres humanos explotados y precarizados laboralmente, y como si fuera poco violentados y discriminados constantemente.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *